default-logo

Sobre SPARA

La Sociedad Panameña de Anestesiología está conformada por médicos que se dedican a la administración de anestesia a los pacientes que van a ser sometidos a un procedimiento quirúrgico, a la reanimación y al tratamiento de las condiciones y consecuencias del post-operatorio incluyendo el dolor agudo y crónico, para lo cual están plenamente certificados como idóneos para ejercer su especialidad en todo el territorio nacional por el Consejo Técnico de Salud, ente que regula el ejercicio de la medicina en la República de Panamá.

El médico anestesiólogo  tiene sobre su persona la inmensa responsabilidad de mantener los signos vitales del paciente, es decir, mantener al vida del mísmo durante la anestesia y la cirugía, además de procurar abolir el dolor quirúrgico durante y después de la cirugía.  Ello significa que la anestesia y, por ende, el anestesiólogo son indispensables para que se lleven a cabo los innumerables procedimientos quirúrgicos que se dan a diario en nuestro país, revistiendose así al anestesiólogo de vital importancia en el ámbito de la cirugía.

Con la finalidad de llevar a cabo su labor, el anestesiólogo debe conocer a fondo a su paciente lo cual logra mediante la recolección de su historial clínico y examen físico enterandose de todos los antecedentes patológicos que puedan incidir en su evolución, esto le permite al anestesiólogo estar preparado en la medida de lo posible para las eventuales complicaciones generadas por la anestesia, por la cirugía o por las enfermedades previas.

De igual manera, el médico anestesiólogo posee vastos conocimientos en reanimación cardio-pulmonar-cerebral, lo cual lo convierte en uno de los miembros del equipo que maneja estas situaciones de reanimación, dentro de las instituciones hospitalarias.

Por otro lado, es importante  conocer que este profesional se especializa en abolir el dolor tanto en sus formas agudas como crónicas lo cual configura una subespecialidad en el ejercicio de la Anestesiología: LA ALGIOLOGÍA.  Especialidad esta que le dio auge a las ya conocidas clínicas del dolor.

Finalmente, como corolario de la panorámica descrita, hoy se observa una tendencia hacia una nueva forma de concebir a la Anestesiología como Medicina Perioperatoria, una visión integral del manejo perioperatorio del paciente, con la intención de hacer más expedito y eficiente el manejo del periodo perioperatorio del paciente  (antes, durante y después de la cirugía)